¡Ultimas Noticias!

La Verdad de la Milanesa (Cambia, todo cambia...)

Imagen
¡Hola Amigos! 
Arrancamos nuevamente la travesía el lunes 16 de mayo a las 12 del medio día… medio tarde, pero al no tener que hacer más de 35 Kms no pasaba nada con ese horario. 
Salimos de General Villegas que tan bien nos trató, transitamos unos metros por la ruta 188, luego retomamos la 33 y un kilómetro más allá, entramos en la ruta 226. 
La verdad es que el tráfico es muy bajo y es altamente recomendable para pedalear tranquilo. Almorzamos y luego de seguir, llegamos a Tres Algarrobos entradas las 4 de la tarde y nos dirigimos a los Bomberos Voluntarios. Llegamos en un mal momento ya que estaban saliendo para un incendio en algún lugar. Nos atendió una señora de la comisión y nos dijo que al cuartel no ingresaba nadie que no fuera de la comitiva de los Bomberos… Así que ante la negativa nos fuimos a la estación de servicio de la plaza principal del pueblo donde de una nos dijeron que no había problema con armar la carpa en el estacionamiento. La noche fue fría y no daban ganas de sal…

El Arte de cultivar La Paciencia (...o viajar cuando el Clima lo permite).

Hola Amigos!
Hace rato ya que publicamos nuestra primer entrada; y es que las comodidades y el clima no estuvieron de nuestro lado en los últimos 11 días.
¿Dónde habíamos quedado? A sí... La última vez que posteamos estábamos esperando que pase la lluvia en Tilisarao, San Luis. Bueno, luego de nuestro último contacto, tuvimos la buena fortuna de que al otro día saliera el sol y pudiéramos retomar la pedaleada. Hicimos 20 km más y llegamos a Naschel un lindo día y con una temperatura super agradable para estar en la ruta. Pedimos permiso en la estación de servicio y armamos nuestra Choza Rutera al fondo, cera de un asador y una mesa con sillas fijas.
Nos tomamos unos mates, nos pegamos un baño con "agua tibia" y cuando nos dispusimos a cocinar a la noche, ya con una muy baja temperatura, Arturito, nuestro calentador a Nafta, decidió dejarnos a pata y no encendió más... No se puede exponer con palabras mi humor en ese momento (Lucas). Resumo en decir que no existía humor. Desarmé completamente una y otra vez al maldito Arturito, lo limpié y destapé varias veces y no pasó nada. No quería encender ni esa noche ni al otro día a la mañana.


Campamento por 8 días en Naschel, San Luis
Nos replanteamos que hacer, porque sin un calentador, no nos creíamos capaces de seguir con nuestra aventura, ya que cocinar la costado de la ruta haciendo fuego, no sólo es peligroso para la Pacha Mama, sino que nos demoraría mucho y en las travesías diarias.
Y para sumarle más condimento picante a la situación, esa noche por primera vez en toda ésta aventura, pasamos frío. ¡Sí Fucking FRÍO! Parece que las bolsas de dormir "Red Fish" que se aguantaban hasta -15 grados, nos dejaron de dar calor a los 7 grados...
Justo, ese día estaban mis viejos en Córdoba Capital, así que luego de charlar que hacer, decidimos pedir un poco de ayuda y pedimos que por favor nos compren un nuevo calentador de mejor calidad y nos lo manden por encomienda a Naschel. También, pedimos que nos compren 4 metros de tela Polar para meter dentro de las bolsas de dormir y así poder pasar mejor las noches frías. Nos dijeron que no había problema y para nuestra sorpresa, al otro día nos llevaron ellos personalmente el calentador nuevo y nos trajeron dos bolsas de dormir que tenían ellos para que acopláramos a las nuestras. Mucho mejor que la tela polar...

Al otro día, nos despertamos con todas las ganas de salir a pedalear y desarmamos todo el campamento con toda la intención de haber pasado la última noche en Naschel, pero al momento de salir a la ruta se levantó un viento tremendo... No lo sabíamos en ese entonces, pero corrían ráfagas de hasta 70 Km por hora y nosotros completamente inconscientes del peligro salimos a la ruta. No pasó ni un Km recorrido, que cuando miro por el espejo retrovisor, veo a Romy parada en la ruta y su bicicleta caída en el asfalto a unos 300 metros de donde yo estaba. Volví lo más rápido que pude y la ayudé a levantarla y sacarla del camino. Sin haber dicho nada, sabíamos que así no podíamos pedalear... nunca habíamos tenido en cuenta al viento y de una mala forma conocimos un aspecto bastante bravo del Cicloturismo. Gracias al universo, Romy alcanzó a poner los pies y no se cayó.




Miramos el pronóstico del viento en una página que se llama "Wind Gurú" y para nuestro asombro y descontento, el viento y la lluvia se venían por varios días.

En resumidas cuentas, estuvimos en Naschel, 8 días... ¡Si, 8 días!
Pasamos los peores días de viento y frío en toda la travesía hasta el momento. La carpa se doblaba y por la mañana el agua que quedaba afuera amanecía congelada.
Salimos a pedalear después de más de una semana de haber estado en la estación de servicio del pueblo con unas ganas que nos permitieron desplazarnos cuesta arriba casi 27 Km hasta la Estancia La Suiza entre Naschel y Villa del Carmen. Ahí, la gente del lugar nos recibió de primera y nos permitieron armar la Choza Rutera abajo de un tinglado lo que justo en esa noche, nos salvó de una helada...





Al otro día, luego de las peores subidas hasta el momento (algunas las tuvimos que subir empujando las bicis), llegamos a La Punilla, donde nos dejaron hacer carpa al costado de un comedor. Ahí pasamos una noche tranqui y al otro día, arrancamos la pedaleada entrando nuevamente a la provincia de Córdoba. Cursamos la Sierras por la parte sur y más baja de todo el cordón serrano.




Ese día, nos exigimos hasta pedalear 48.5 Km hasta la localidad de Sampacho, Córdoba todo el tiempo con un molesto e insistente viento sur... Viento en contra. Vimos las bajadas... las vimos nomas, ya que no las pudimos disfrutar por el viento.


Subidas de las sierras desde La Punilla, San Luis hasta Achiras, Córdoba

El Nardios descansando perdido entre el pasto...


Llegamos a Sampacho a las 7 de la tarde, casi de noche y con mucho frío y las dos ruedas de atras de las bicicletas que se desinflaban constantemente... Por suerte, los Bomberos Voluntarios del pueblo nos recibieron de primera y nos ofrecieron un aula que tienen en el Cuartel para que durmiéramos. 


Nuestra habitación en los Bomberos Voluntarios de Sampacho, Córdoba.

Aprovechamos bien el tiempo para hacerles un service a las bicicletas, parchar las cámaras. Había una que tenía 5 pinchaduras.




También, llevamos a hacerle un chequeo general a Fermín.



Hasta nos invitaron con un asadito que estuvo genial!



También pudimos bañarnos y lavar toda nuestra ropa. Llegamos a Sampacho el viernes 29 de abril y planeamos quedarnos hasta el lunes 2 por la mañana que vamos a arrancar nuevamente a darle al pedal.

Gracias a Gustavo Angeli (Jefe de Bomberos en Sampacho), Cristian Benitez, Deniel Palacios, Gustavo Dalmasso y a toda la comisión por habernos recibido tan bien!


Con Gustavo, el Jefe de los Bomberos Voluntarios de Sampacho.
Seguimos en contacto Amigos!!!
Un gran abrazo a todos!!!

Lucas, Romy y Fermín

Comentarios

  1. Chicos que bueno leer que las cosas buenas que están viviendo son muchas más que las malas! !! Y espero estas últimas cada vez sean menos ..... saludos y los acompañamos desde acá! ! Fla y Seba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que grandes chicos! La verdad es que estamos aprendiendo día a día! Los queremos mucho! Besos a toda la Flia!

      Eliminar
  2. Buenisimo Tocayo!!!! BUEN VIAJE!!!! Que bueno verlos bien!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocayo! Muchísimas gracias por las buenas vibras! Un gran abrazo desde General Villegas, Buenos Aires!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¡¡¡Nuestros Primeros 124,2 Km!!!

La Verdad de la Milanesa (Cambia, todo cambia...)

Si uno cambia de actitud TODO se acomoda (La Crisis)